UNA CARTA PREVIA

Letters From Our Ancestors

When our old fathers talk to us the past meets the future

 

 

La Carta de Colón

 

(Material ficticio resultado de una discusión en la clase de historia, entre alumnos de una escuela secundaria, dando como resultado la hipótesis que se expone en el texto mostrado a continuación)

 

Hipótesis

 

LA FIGURA HISTÓRICA de Don Cristobal Colón (CHRISTOPHER COLUMBUS) almirante del Mar Océano (ADMIRAL OF THE OCEAN SEA), descubridor del Nuevo Mundo (Mundus Novus), no deja de ser una de las más interesantes y trascendentes, no solo por lo controversial de su famoso descubrimiento, sino por los ataques furibundos de que ha sido objeto desde aquel 12 de octubre de 1492 (finales del siglo XV), para despojarlo del mérito de su indiscutible hazaña, y que no lo han dejado descansar ni en su tumba encuéntrese donde se encuentre. Es tan enorme su hazaña, como la rabia que todavía provoca por haber derrumbado LA FARSA MÁS ASOMBROSA DE LA HISTORIA.

 

Este es otro capítulo más de la historia universal que no ha podido quedar exento de las intrigas y las envidias que acompañan inevitablemente a toda gran proeza, celebrada por hombres que se atreven a ser visionarios y a contradecir lo erroneamente establecido, y que, como consecuencia, inevitablemente destacan como protagonistas de eventos trascendentales por su indiscutible contundencia, que marcan cambios apabullantes en ciertos momentos de la historia. 

 

I - EL MAYOR ENGAÑO DE LA ANTIGÜEDAD  

 

No descubrió un continente, sino desenmascaró una farsa que HABÍA DURADO VARIOS SIGLOS DE OSCURIDAD  

El hallazgo de una extensión de tierra que abarca nada menos que desde casi el Polo Norte hasta casi el Polo Sur, no es algo que pueda pasar desapercibido debido a las implicaciones tanto culturales como de todo tipo, que se sucedieron en los años y siglos posteriores al descubrimiento.

 

Pero tambien, por la increíble e inexplicable incógnita que encierra el no haber sido descubierta antes, siendo que el continente americano nunca ha estado oculto, siempre ha estado en donde está, casi como una barrera que parecía decir: ''si quereis ir a las Indias, tendreis que pasar sobre mí''. Que no hayan querido o podido ver esa colosal barrera (que figura en los mapas de manera vertical) por culpa de mitos y leyendas, es otra cosa. Bien dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

 

O que no hay peor ignorante que el que se niega a aceptar lo asombrosamente evidente. Si noche tras noche el firmamento demuestra con toda claridad ante nuestros propios ojos que todos los millares de millones de cuerpos celestes que lo conforman son redondos, o esféricos, no hay manera posible para fundamentar y creer que el nuestro es cuadrado, o plano.

 

Pero para soberbios, los humanos nos pintamos  solos. ''No señor, nosotros no tenemos por qué ser igual que los demás planetas; así sean todos redondos, nosotros somos cuadrados.'' Y combinando la  soberbia con la ignorancia, ni se diga. Así han nacido algunos dogmas. Las pobres bestias no podrán comportarse como humanos, pero los humanos si podemos llegar a ser unos verdaderos bestias por las burradas de que se va enterando uno por medio de los libros de historia. Sorprendente.

 

Se dice que las modas son como los tapaojos de los caballos; muestran hacia dónde ir, pero no dejan ver por donde se va pasando. Indican el camino a seguir, pero no dejan ver el panorama completo.  Eso son las modas: costumbres o actitudes que se aceptan sin contradecir, ni analizar, ni comparar con otros contextos, presentes, pasados o futuros.

 

Fueron moda la esclavitud, la ignorancia, el genocidio, la explotación, la discriminación, la persecusión religiosa, quemar libros, quemar a las personas, etc., hasta que en algún momento a alguien se le ocurre decir: ''un momento! (hold your horses!), esto no está bien, hasta aquí, ya basta!'' (Enough is enough). Y lo peor del caso, es que en realidad estas modas no desaparecen por completo.

 

Más bien, se reciclan mediante una nueva apariencia diseñada e implantada por medio de la manipulación. La manipulación ejercida por los patrocinadores de dogmas, los mercaderes de virtudes, por los amos del vicio, las altas jerarquías, el sistema, por quienes promueven campañas en pro de la mediocridad y a favor del desprecio hacia lo intelectual, etc. 

 

II -¿Los egipcios, los chinos, los vikingos?

 

No fue el primero en visitar América, pero sí el primero en reclamarla 

Si los egipcios viajaron hasta aquí en una barca de papiro (y quizá dejaron evidencia en Teotihuacán), o los vikingos llegaron primero, o los chinos llegaron solo 50 años antes que Colón (o siglos antes quizá), no le quita absolutamente ningún mérito al navegante genovés. Él no tiene ninguna culpa de que a sus anteriores visitantes no se les hubiera ocurrido colonizar estos inmensos territorios, o por lo menos escribir sobre sus viajes. (Si a Marco Polo se le hubiera ocurrido viajar al occidente en lugar de al oriente, quizá América tendría el nombre de Polonia, y se hablaría el italiano en lugar del castellano)

 

No se sabe si andaban solo paseando o explorando, o estaban perdidos, o querian esconderse de alguien, o buscaban alguna ciudad sagrada, ni si estaban documentando por donde iban pasando en su viaje, cuyo propósito es desconocido. Muchos de esos anteriores viajeros pasaron con anterioridad a Colón por aquí, como pasaron por tantas otras partes,  pero no sabían ni por dónde andaban. Llegaron y se fueron; quizá algunos se quedaron, pero no le avisaron a nadie. 

 

Pasar es una cosa, y quedarse para trascender por la presencia de un propósito definido y premeditado es otra bien distinta. Los demás pasaron por casualidad. Pero quien llegó porque así lo planeó, ese fue Don Cristobal. Pésele a quien le pese, él sí sabía que venía a donde venía y por qué venía. Lo de la ruta a oriente fue sólo una treta para desorientar a sus enemigos y apaciguar a quienes querian enviarlo a la santa hoguera por andar diciendo que la tierra era redonda y tonterias similares, totalmente opuestas a lo establecido por las costumbres de esa época.

 

Él fue quien proporcionó la llave para abrir la puerta al subsecuente y avasallador torrente cultural español y europeo, cuyas expansivas consecuencias no han podido ser aún ni detenidas, ni minimizadas, ni acalladas, ni diluidas, ni distorcionadas. Y mucho menos eliminadas, a menos que estemos dispuestos a dejar de hablar la lengua castellana e inplementar de nuevo los dialectos indígenas originales de cada región.  

 

 

 

III - Colón fué más bien un detonador 

 

PROVOCÓ UNA EXPLOSIÓN DE PROPORCIONES HISTÓRICAS INESPERADAS 

Más que descubridor, Colón fue más bien un detonador. Esa fue su verdadera hazaña; provocar la explosión para derrumbar los obstáculos mentales que impedían ver algo que estuvo aparentemente oculto durante siglos (for centuries). Cristobal Colón no solo descubrió un continente vertical y gigantesco (que nunca estuvo escondido ni tenía por qué ser descubierto) sino, además, le quitó la venda de los ojos al 90 por ciento (por lo menos) de sus contemporáneos para que pudieran ver lo que sus mitos les impidió ver durante siglos, increíblemente.

 

Volteó el planeta boca-arriba, lo que obviamente no le costó ningún trabajo (relativamente hablando) debido a la fragilidad y falsedad de los dogmas que sostenian las creencias prevalecientes de su época. Definitivamente, les movió el tapete a quienes habían venido manipulando esa situación para su soberana conveniencia. Al mismo tiempo que descubrió un inmenso continente, también descubrió una farsa inmensa.

 

De todos es sabido que por cada protagonista talentoso de algún hecho relevante se crean legiones de envidiosos. (''¿Por qué no lo hice yo? ¿Por qué no se me ocurrió a mí? Tan fácil que estaba, no'más era cuestión de haber remado derechito, y yá. ¿Por qué no le hice caso cuando pidió mi patrocinio?''  Etcétera...) El navegante genovés nacionalizado portugués no podía ser la exepción.

 

Enemigos los sigue teniendo en pleno siglo XXI de este tercer milenio ya que, entre otras cosas, se le culpa hasta de genocida por la matanza de indios que se sucedió, pero esto equivaldría a culpar al científico alemán Albert Einstein por las lamentables muertes en Hiroshima y Nagasaki, Japón, al final de la II Guerra Mundial con la bomba atómica que el creó, pero cuya orden de arrojar sobre cientos de miles civiles inocentes ciertamente no fue de él. 

 

IV - ¿Continente Cristobaliano, COLOMBIANO?

 

Todavía hay muchos que no saben quién fue Américo Vespucio (Amerigo Vespucci), pero lo que todos sí sabemos es quién fue Cristobal Colón. Colón no necesitó, (y probablemente no quiso) que el nuevo continente llevara su nombre. Cristobal del Norte, Cristobal Central, Cristobal del sur, Continente Cristobaliano, o Colombiano, o Columbusland, o como quiera usted!

 

¿Para qué?. Bastó y sobró con haber descubierto este continente vertical, hecho cuya importancia y relevancia, trasciende sobremanera al de saber quién o por qué se le puso el nombre de don Américo para que olvidaran el de don Cristobal. Cómo olvidar a quien, sin proponérselo, derrumbó la farsa más grande, prolongada y vergonzosa de la historia. (De la historia antigüa, aclarando, ya que no hay que creer que esa fue la única farsa que se haya fraguado. Farsas hay muchas,  pero eso será tema de futuras lecturas). Vergonzosa, decíamos, por haber puesto en evidencia los alcances de la ignorancia de prácticamente el total de los testarudos y fanáticos pobladores de esa época. (o testaduros, cabeza-duras) 

 

Lo trascendente es quién lo descubrió, no de quién lleva el nombre. Nadie festeja el día de Américo Vespucio, pero sí todos conmemoramos la hazaña de Cristobal Colón (aunque sea para denostarlo y demeritarlo).

 

V - Continente por siglos ignorado 

 

INCLUSIVE AÚN POR QUIENES LO HABIAN ESTADO VISITANDO SIN DARSE CUENTA  

Lo curioso es que si ya habían estado aquí otros visitantes, entonces, ¿por qué pasó tanto tiempo oculto, o más bien ignorado, este gran e inmenso continente vertical, de mucho mayor extensión territorial que Europa, de donde partieron sus exploradores y colonizadores a partir de 1492 (MCDXCII)?

 

En la actualidad ha habido aventureros o exploradores solitarios que han recorrido la ruta de Colón, o incluso circunnavegado el planeta en embarcaciones pequeñas. Por lo que no hay razón para que no lo hubieran podido o querido hacer antes. El hecho de que existan muchos ignorantes empeñados en mantener y propagar su estatus, no ha sido razón suficiente para que todos quieran pertenecer a esa clasificación. La ignorancia de muchos no es pretexto para que otros no se avoquen a realicar eventos importantes e interesantes. Afortunadamente, gracias a Dios. 

 

VI - Era imposible no toparse con él

 

Entonces, ¿cómo se explica que haya pasado aparentemente desapercibida semejante extensión de tierra que casi abarca el planeta de polo a polo? Mayor barrera no podría haber dispuesto la naturaleza.

 

Es imposible no toparse con este inmenso continente vertical, cuando navegantes hubo que han llegado a islas diminutas por accidente sin haberlas visitado previamente. (De hecho, lo que Colón pisó primero aquel 12 de octubre de 1492 fue !una isla!) Sea saliendo desde cualquier  punto de Europa o de África hacia el oeste a través del Océano Atlántico, cualquiera pudo haber llegado a América con solo habérselo propuesto.

 

Sólo hay una posible explicación lógica (aunque vergonzosa) para esta interrogante: por la ignorancia, por los grandísimos alcances de la ignorancia masificada. Ignorancia que es reforzada por medio del terror a través de instituciones tan represivas e inmisericordes como los sagrados tribunales del Santo Oficio durante la época de la Santa Inquisición (desde 1183 hasta 1820), que para asegurar el ingreso al cielo de los pecadores arrepentidos, los hacia elevarse a las sagradas alturas convertidos en humo junto con la santa leña ardiente, tras ser purificados por el misericordioso fuego de la sagrada hoguera medieval.

 

Por haberse negado a ser un buen ''corderito obediente'' y atreverse a cometer el pecado y la soberbia de pensar, pasando a ser ''la oveja negra'' del rebaño. El famoso chivo expiatorio (scapegoat, pronúnciese ''skéipgóut'') para servir como escarmiento o advertencia a los demás borregos integrantes de dicho rebaño, por si se les ocurría descarriarse y seguir su ''mal'' ejemplo. Amén. (Que así sea - Que se cumpla lo previamente dicho)

 

Afortunadamente, en la actualidad ya no se acostumbra rostizar a las personas por estudiar geografía o astronomía. Pero, despues de esta reconfortante observación que nos deja tranquilos pensando que ya no hay ataques hacia la libertad de expresión y de opinión, pasemos a nuestro siguiente punto.(Por favor no se ría, que esto es serio)  

 

VII - ¿De qué tamaño es la ignorancia?

 

¿Qué tan grande fue esa ignorancia?, del tamaño de dicho continente, así de grande. Así como la mente es capaz de increíbles proezas, así como tambien lo es de caer hasta los límites de la bestialidad (o ignorancia bestial, o negación de la calidad del ser humano).

 

Hablamos de los miedos y las falsas creencias que se adueñan tan ágilmente de los cerebros adormilados de quienes se dejan confundir y sofocar por los mitos, las fábulas, las leyendas, los dogmas, y por lo tanto, no aptos en cuanto a la búsqueda de la verdad, o al manejo de una realidad que, aunque al alcance de la mano, no la podemos ver por nuestra apatía para ejercitar las capacidades de nuestras neuronas.

 

Preferimos la comodidad de seguir una órbita fija alrededor de los mitos, el pan con circo, las cortinas de humo, la pereza intelectual, etc. (''La religión es el opio de los pueblos'' según C. Marx).

 

Es el miedo lo que nos impide disfrutar de la luz del conocimiento, y optamos por la complicidad de la ignorancia promiscua y colectiva cuyo objetivo es renegar de nuestras neuronas hasta llegar a neutralizarlas, por la atrofia que ocasiona su falta de uso. ''Luego, no os quejeis de que os llamen bestias'' - Con el permiso de las bestias ( Comentario de un U. N. I., Usuario No Identificado) 

 

VIII - ''Hasta vuestras narices''  

 

(Not to see past one's nose - No ver más allá de vuestras narices) 

¿Qué tan lejos nos deja llegar o abarcar nuestra ignorancia? ¿Hasta dónde puede ver, y de qué tamaño es el mundo del ignorante? ¿Cuál es la medida mínima del intelecto de un ser humano? ¿Hasta dónde un ignorante puede llegar a comprender lo que le rodea? ¿Cuánto vé, siente, percibe, vive, capta, entiende y controla un ignorante? Hasta sus narices, justo hasta ahí. Más allá, ni pensarlo. 

 

Pero el peligro no se limita a esto. El ignorante no es una víctima solitaria, sino que poseé un valor exponencial negativo ya que propaga su lastimosa condición a todo el que le rodea con su ejemplo, como la más contagiosa de las pestes. Esa es la verdadera razón de que los habitantes de esa época y, durante los varios siglos previos, desconocieran la existencia, a tan solo unos cuantos pasos, del gran y enorme continente americano. (El gran continente vertical)

 

Y que tambien negara, por ejemplo, durante milenios, la correlación entre los cuerpos redondos tan visibles y evidentes todas y cada una de esas antiguas noches, asumiéndose en su mundo cuadrado por la soberbia alimentada por su ignorancia. Sintiéndose, sin serlo, los privilegiados del universo. Qué paradójico resulta que la humanidad, poseyendo un órgano llamado cerebro, se obstine en asumir creencias basadas en conclusiones no suficientemente analizadas. 

 

XIX - ''Todos son redondos, pero nosotros no;  Nosotros somos cuadrados''

 

''Dios nuestro Señor nos puso en el centro de todos los universos para ser contemplados como seres superiores y favoritos del gran creador celestial. Éramos lo más grande en nuestro hermoso mundo plano, hasta que se le tuvo que ocurir aparecer en escena a este tan insensato como inoportuno de Colón, y venir a mostrarnos que no somos más que insignificantes migajas, granos de polvo girando en la enorme bastedad celestial infinita. Él y su famoso huevo parado y demás diabólicas y blasfemas teorías (generadas tras la lectura de libros diabólicos) que habrán de pudrirse en el infierno de los charlatanes...

 

¿Cómo osa este almirante venir a pisotear nuestra nube de grandiosidad, mantenida a lo largo de cientos de generaciones, y dejar en ridículo nuestras afirmaciones y enseñanzas? Creyendo que todo giraba a nuestro alrededor, ahora resulta que no somos más que una pequeñísima parte de un gran engranaje astronómico colosal. Creyéndonos el ombligo celestial, ahora resultamos ser solo un insignificante fragmento de polvo de los polvos, entre millones de millones de millones de otros fragmentos de ese polvo en la inmensa oscuridad sideral.

 

Tremendo golpe para nuestra tremenda arrogancia.  Tal pavorosa afrenta amerita la condena de la hoguera eterna. Que así sea... que arda por los siglos de los siglos!'' .

 

Pero ya ven... los ardidos y los charlatanes fueron otros, por haber entretejido lo que ahora se conoce como...

 

...El Mayor Engaño de la Antigüedad

 

‘‘Agradecimiento a todos los ignorantes del mundo,

habidos y por haber...’’

(Reflexiones del almirante horas antes del desembarco en el Nuevo Mundo)

 

11.45 pm - 11 de octubre de 1492

 

El acaricador y calmo oleaje desprovisto de toda furia y favorablemente lejos de cualquier inoportuna tempestad, permite al experimentado Almirante concentrarse para escribir una extraña carta dirigida a la humanidad. En un arranque de humildad, se declara confeso de utilizar su exceso de conocimientos sobre navegación y artes marítimas, para cometer el abuso de aprovecharse de la ignorancia del ciudadano común de su época, con el fin de descubrir algo que no necesitaba ser descubierto sino, más bien, ser desenmascarado...

 

‘‘Agradecimiento a todos los ignorantes del mundo, habidos y por haber...’’

 

‘‘Agradezco a todos los  ignorantes anteriores a mi época, y a los de mi propia generación... (Así como a los que están ansiosos por aparecer en escena PARA MANIFESTARSE COMO TALES)

 

...por haber colaborado involuntariamente para yo poder llevar a buen término una de las hazañas más grandiosas, trascendentes, e irrepetibles en los tiempos venideros, visualizada, planeada, organizada, y dirigida por este muy humilde y modesto seguidor y leal vasallo al servicio de los Reyes Católicos de España, Don Fernando y Doña Isabel, que Dios los conserve triunfantes por siempre sobre la faz de este redondo y espacioso mundo. ’’

 

Debo confesar el haber calculado con toda la saña y premeditación de que me fue posible, la ignorancia fulminante y fervorosa de todos mis contemporáneos, como un factor imprescindible para el éxito de esta venturosa y gloriosa expedición que me llevó años preparar. Si seguís leyendo, os enterareis por qué.

 

El hecho de que se hayan utilizado para este histórico viaje los instrumentos tan rudimentarios de esta época medieval, no lo declaro como un mérito a mi valentía y arrojo. Más bien es la prueba de lo fácil que resultó emprender este viaje, que hasta un mozalbete de trece años lo habría podido hacer sólo diciéndole cómo.

 

Lo que viene a evidenciar de manera triste y vergonzosa los deprimentes límites de las pobrezas intelectuales y espirituales de mis gachupines, castellanos y gallegos contemporáneos. 

 

La lucidez y el desarrollo intelectual sobresalen, en buena medida, gracias a quienes carecen de dichas cualidades y se obstinan en negar y tratar de impedir la propagación de todo lo  relacionado con el desarrollo de las actividades intelectuales. Si todos vosotros fueseis estudiosos y  enterados sería muy difícil, para la gente como el que esto escribe, el poder sobresalir y obtener logros trascendentes para la humanidad, como en este memorable y sumamente polémico caso. Perdón por la falta de modestia, pero es la pura y sacrosanta verdad.

 

La ignorancia promiscua, insultante, y colectiva de quienes se obstinan (voluntaria e involuntariamente) en ser pisoteados por el poderoso, deja ver que su espíritu pusilánime les obliga a utilizar su miseria para chantajear al rico y al poderoso a cambio de dejarse explotar. Peor parásito no podrá haber sobre la faz de esta tierra, que aquel que accede a desempeñarse voluntariamente como tal.

 

Permanecer en la comodidad de la ignorancia y el  auto-vasallaje es la mejor opción de estas desgracias ambulantes (walking junk). Todo mal gobernante lo sabe, lo fomenta, y lo aprovecha. Y lo seguirá haciendo por los siglos de los siglos, amén.

 

La gran aventura hacia este Mundus Novus, que estoy casi a punto de pisar, nació debido a mi labor de investigación de muchos años, pero tambien a que a ninguno de mis contemporaneos se les ocurrió aprovechar todo este tiempo para adelantárseme, debido a los miedos y supersticiones propias del ignorante que no sabe ver más alla de sus medievales narices, padeciendo ciegamente alrededor de su amo, quien lo obliga a orbitar errante en la oscuridad como asteroide deforme y sin vida propia, sin disfrutar las libertades que brinda el uso razonablemente sano de los millones de neuronas que posee dentro de su cerebro.

 

Zoológicos sin jaulas pero con rejas mentales

 

Y a vivir en poblados semejantes a zoológicos que no necesitan jaulas, puesto que con las rejas de la ignorancia basta y sobra para señalar sus límites de movimiento y de acción, al capricho de las altas jerarquías que los explotan. Limitados a vegetar como simples estómagos ambulantes (WALKING STOMACHS) (de acuerdo a como algunos los definen), ya que ese es el único órgano que logra más o menos funcionar. (Aunque no con la frecuencia necesaria para poder superar la etapa del hambre crónica, lo que a su vez les impide tratar de satisfacer sus otras necesidades, como la intelectual, la espiritual, etc.).

 

El impulso que me inspiró a acometer esta histórica hazaña, fue el de aportar mis conocimientos para ofrecer una oportunidad y un ejemplo ha ser imitado por esos oprimidos e infelices que buscan nuevas tierras para poder quitarse la bota opresora de sus explotadores. A todo aquel cansado de recibir migajas viendo que quien las reparte, lo hace solo despues de derrochar con sus cómplices y de alimentar a sus puercos. (¿O acaso será viceversa?)

 

¿Cómo no ver lo que siempre ha estado ahí?, por Dios! Si más lejos viajó Marco Polo!

 

Hace mucho tiempo que vivo sabiendo sobre la existencia de estos vastos territorios, pues, si nó de dónde y cómo fue que saqué la distancia que habría de recorrer hasta este Mundus Novus (3,600 kilómetros). Hasta risa da el saber del enorme e imponente tamaño de tales extensiones de esta tierra vertical virgen que está esperándonos, y ver cómo ha permanecido durante siglos ignorada; sí, ignorada debido a la ignorancia de los supersticiosos, más no debido a la distancia a que se encuentra (que no es mucha, por cierto).

 

Más lejos viajó Marco Polo (1254 - 1324) en su viaje al lejano oriente hace como dos siglos (1271 - 1295) durante más de 20 años. (Si tan  solo se le hubiera ocurrido viajar hacia el oeste en vez de hacia el este...! )

 

Y mis hombres lloran como mujeres por tan solo poco más de dos meses que llevamos navegando (del 3 de agosto al 12 de octubre de 1492), por este calmado mar océano, en donde moran ''peligrosos monstruos marinos gigantescos'' de los que hasta el momento yo no he podido avistar ninguno todavía. Vaya, ni con tormentas hemos topado aún. 

 

Enormes nubarrones de ignorancia formados por la evaporación de las ideas...

 

Cuántos siglos ha permanecido esta tierra ahi escondida tras esa gran barrera formada por unos inmensos nubarrones , producto no de la evaporación del agua, sino por la evaporación de las ideas, generada esta por la comodidad de una ignorancia consensada. Tragedia que sólo acontece a quienes permiten que los merquen como simples asnos parlanchines, cuyo cerebro es remplazado por enormes orejas ostentosas que pregonan de neuronas su escasés.

 

Y por la contundencia de los miedos y los dogmas forjados por el fuego de la divina leña sagrada, administrado por quienes debieran aliviar el sufrimiento de sus fieles con amor y compasión, que no con el terror y la tortura de la ardiente y terrenal y sanguinaria santa hoguera.

 

Quiera la misericordia de Dios nuestro Señor todopoderoso que con el paso de los siglos la condición humana mejore, y se venzan las miserias inducidas del espíritu y la mente de los débiles del  alma, cuya mediocridad solo sirve para provocar y  alentar las insaciables ambiciones de unos pocos opresores inmisericordes, igual de ignorantes, pero con el poder del dinero y el convencimiento de sus armas.

 

Os juro que no ha querido ser la mía intención más que aportar un humilde ejemplo como herencia para todos aquellos que se sienten desvalidos, y vean que al unir los esfuerzos físicos con la creatividad e inspiración del espíritu, se pueden lograr cambios que alivien la condición de nuestras oprimidas vidas en esta vasta y aún no conocida plenamente redonda tierra del Gran Dios Nuestro Señor''.

 

Muy Atenta y Fervorosamente, 

 

Queda ante vuestra misericordiosa consideración, este modesto, humilde hijo y siervo, seguro servidor y vasallo, de los Sublimes Reyes Católicos, Apostólicos, y Romanos,  del Heroico Reino de Castilla y Aragón El Alto, 

 

Don Cristobal Colón

Almirante del Mar Océano

 

El Nuevo Mundo

12 de octubre de 1492 - MCDXCII

 

MCDXCII * Christopher Columbus - Admiral of the Ocean Sea - October 12th, 1492 - Novus Mundus 

 

EXERCISE - Explain to a coworker, classmate, friend or family member, the relationship between what you just have read and the words or expressions below: Consult your dictionary when necessary.

 

Límites

Fronteras

Limitaciones mentales

Impedimentos reales

Impedimentos imaginarios

Debilidad espiritual

Fortaleza espiritual

Carencias mentales

Corto alcance

Falta de visión

Capacidades limitadas

 

''What Christopher Columbus meant...''

Be ready for our next release soon...

 

''Lo que Colón quiso decir...!''

What Christopher Columbus meant, is that...

Home - Instructions - Target (Intro) - Wise Words (Intro)

* MMVI - WISE WORDS -  BILINGUAL NEWSPAPER & BILINGUAL LIBRARY - NON PROFIT PROJECT - MEJICO

''Qué gran necio es quien pretenda volar, cuando ha pasado la  existencia dejando que las piedras de la ignorancia se acumulen sobre sus espaldas''.

 

''Jamás las alas crecerán, en quien a los sabios pretenda ignorar''.